La Estrategia

 

Nuestra Visión

Cosecha es un movimiento no-violento que activa a la comunidad migrante y al público en general para luchar para la protección, dignidad y respeto permanente de todos los inmigrantes en los Estados Unidos. Desarrollado por los organizadores que vieron los fracasos de la reforma migratoria en el Congreso por más de una década, Cosecha está adoptando una nueva estrategia. Creemos que para lograr una verdadera protección para nuestras comunidades, necesitamos movilizar a millones de apoyadores activos—polarizando al pueblo estadounidense para que adopte una postura activa en asuntos de inmigración.

Nuestro trabajo honra y se basa en el legado de otros movimientos sociales en este país. Somos estudiantes de miles de trabajadores agrícolas que, bajo la dirección de Dolores Huerta, Larry Itliong y César Chávez, lucharon contra la explotación laboral. Hemos aprendido de los millones de afroamericanos que han desafiado al racismo de Jim Crow y alimentaron el Movimiento por los Derechos Civiles. Basándose en esta tradición, Cosecha considera la no cooperación como nuestra mejor táctica para construir el apoyo popular y asegurar victorias reales para los 11 millones de inmigrantes indocumentados en los Estados Unidos.

Por qué vamos a la huelga?

Una y otra vez, nuestra comunidad es convocada para votar para el próximo presidente, ya sea Obama o Trump, quien diseñará la política de inmigración para los próximos cuatro a ocho años. Cada elección, se nos promete que si votamos por los Demócratas, nos darán una reforma migratoria. Cuando sus promesas no se cumplen - cuando Obama deporta a 3 millones de inmigrantes o cuando Trump amplía su poder para deportar y aterrorizar a nuestras comunidades - ¿qué hacemos? Haremos una huelga.

Por demasiado tiempo hemos votado, marchado en DC, e ido a la corte para defender la poca proteccion que tenemos. Por aún más tiempo hemos soportado el dolor a medida que nuestras comunidades son explotadas, no reconocidas, avergonzadas y desgarradas.

Seamos claros. No hacemos la huelga para hacer que los Republicanos nos gusten o para aprobar legislación que está en nuestro favor. No estamos haciendo la huelga porque queremos eliminar las órdenes ejecutivas opresivas de Trump. Estamos haciendo la huelga porque nuestra lucha no está en DC - está en cada hogar, negocio e industria que toma la ventaja de nuestro trabajo y poder consumidor. A través de la huelga, dejamos claro que este país no puede funcionar sin inmigrantes. Construiremos la confianza de que a través de la falta de cooperación, podemos obligar a este país a reconocernos y darse cuenta de que depende de nosotros. Hasta que los Estados Unidos acepta que no puede sostenerse sin el trabajo de los inmigrantes, no podremos ganar protección, dignidad y respeto permanente.

El 16 de febrero, la comunidad de inmigrantes demostró su disposición y voluntad para autoorganizarse. El primer día sin inmigrantes hizo olas por todos los medios. Ahora, Cosecha está presionando para organizar una serie de huelgas de intensificación.

Empezaremos con un día, pero vamos por siete—una semana sin inmigrantes. Terminaremos con dignidad, respeto, y protección permanente.